Tipos de desgaste dental

Tipos y causas del desgaste dental

Tipos y causas del desgaste dental
5 (100%) 1 vote

La pérdida del tejido de la dentadura supone una lesión crónica. Esta, tiene distintas causas y consecuencias, y se clasifica por fenómenos distintos. Más pacientes de los que imaginas presentan este problema, por ello, tu dentista en Salamanca te dirá los tipos y causas del desgaste dental para que los puedas prevenir desde casa.

¿Qué es el desgaste dental?

Es el deterioro de la estructura dental. Comienza a producirse en el esmalte más duro, el cual recubre los dientes y va avanzando hasta alcanzar la parte más blanda, que es la dentina, en casos muy graves.

El esmalte es aquel que protege a la dentadura de los daños que pueda ocasionar la mordida o el contacto con alimentos o bebidas en condiciones extremas, bien sea muy calientes, fríos, ácidos, etc.

Este puede regenerarse de forma natural y combatir desgastes leves, propios de la actividad que se realiza cotidianamente (consumir sólidos y líquidos). Pero cuando este es severo y constante, se necesita intervención de un dentista para tratar el daño.

A raíz del proceso, el nervio del diente (pulpa), sufre daños que producen calcificación o fibrosis. Otras veces, ocurre estrechamiento de la cámara pulpar.

Tipos y causas del desgaste dental

Es importante que conozcas los distintos tipos de desgaste que puedes sufrir en los dientes, así como las causas de estos.

Atrición

Este desgaste fisiológico o patológico se produce por función o parafunción de la superficie dental. Es decir, por el contacto entre dientes. Bien sea por roces durante la masticación, disfunción o mal posición de las estructuras dentales.

Esta pérdida gradual del tejido es resultado de la actividad masticatoria o malos hábitos producidos por otros factores. Y se caracteriza por el aplanamiento de los bordes incisales; la zona de desgaste es lisa y pulida y cuando es severo, queda expuesta la cámara pulpar. Lo mismo ocurre con las superficies oclusales o palatales

Se produce en:

  • Áreas cuspidales.
  • Cúspides de soporte.
  • Superficies incisales.

La fuerza que se utiliza al masticar y/o morder varía entre 13 y 23 libras. Pero cuando existe el hábito de rechinar los dientes o rozarlos, bruxismo, esta puede multiplicarse hasta diez veces.

El bruxismo es una de las causas

Este es el hábito de apretar y frotar los dientes entre sí. Existen distintos niveles de fuerza y fricción en esta costumbre que generan diferentes niveles de deterioro, así como distintos dientes afectados.

El 80% de esta fuerza aplicada se produce en las noches, de manera inconsciente y se puede realizar por estrés o malos hábitos. Para solucionarlo existen las férulas de descarga. Estas, son hechas a la medida de la dentadura del paciente y se utilizan al dormir para amortiguar la fuerza que genera el bruxismo en ella.

Abrasión

En este caso, el deterioro es causado por agentes externos; y su grado depende del tipo de elemento que lo causa. Es un desgaste patológico en el que tiene efecto considerable el cepillado y factores dietéticos.

La fricción de cuerpos extraños produce daño localizado en la zona oclusal, incisal y/o cervical. Se ven afectadas las superficies de las raíces debajo de la línea de las encías y/o el esmalte que se encuentra justo encima de estas.

Sus causas son procesos mecánicos anormales, malos hábitos o consumo de sustancias abrasivas que son ajenas al aparato digestivo. Como, por ejemplo:

  • Hábitos higiénicos inadecuados.
  • Interposición e interacción con objetos entre dientes que pueden raspar o rozarlos.
  • Rechinar los dientes, rasparlos o rozarlos.
  • Uso inapropiado de palillos e hilo dental.
  • Ciertos aparatos dentales. Como retenedores, ortodoncia mal retirada o dentaduras parciales.
  • Mal cepillado: Muy fuerte, prolongado, en dirección horizontal y/o con sustancias abrasivas como bicarbonato de sodio.
  • Dieta con alimentos que puedan afectar los dientes. Como semillas de girasol, nueces y otros frutos secos duros.
  • Mordida de lápices, bolígrafos y otros elementos que no son para introducir a la boca.

Para tratar el desgaste del cuello del diente, se puede empastar el compositor y así solucionar la afección.

Cepillado agresivo como principal causa

Lo primero que se debe tomar en cuenta es el dentífrico y el cepillo que se utilizará. Estos elementos de mala calidad o con cerdas muy duras, pueden ocasionar daños graves en la estructura dental.

Estos desgastan especialmente el cuello del diente. Zona bastante delicada por estar cerca del nervio, es decir, puede ser causa de sensibilidad dental por alimentos e incluso por cepillado.

Otra recomendación, es cepillar los dientes de forma vertical, ya que la dirección horizontal hace que se ralle el esmalte y aparezca una milolisis con más rapidez.

Se debe realizar un cepillado adecuado. Cuidar su ejecución en cuanto a técnica, frecuencia, dureza y calidad de los productos que se utilizan.

carillas

Erosión

La erosión es el proceso de deterioro del tejido dental ocasionado por los procesos químicos que no implican las bacterias naturales del organismo. Las lesiones son redondas y poco profundas y ocasionan el hundimiento de la dentina y de dientes del maxilar.

Es especialmente causada por los ácidos que entran en contacto con los dientes y se puede presentar por:

Factores intrínsecos

  • Desórdenes alimenticios como anorexia o bulimia. Los pacientes con estos trastornos se inducen el vómito de forma constante. Por lo que los jugos gástricos afectan los dientes, se deteriora la cara posterior de estos. La persona con estos desórdenes debe buscar ayuda psiquiátrica.
  • Reflujo gástrico.
  • Vómito constante. Cepillarse después de vomitar es clave para evitar este problema dental.

Factores extrínsecos

  • Medicinas broncodilatadoras.
  • Consumo de vitamina C.
  • Toma excesiva de zumo de limón y naranja, bebidas carbonatadas, bebidas deportivas y/o energéticas.

Hoy en día, el riesgo a sufrir este tipo de desgaste dental es realmente alto. Esto, debido a las nuevas tendencias de poseer un peso corporal mínimo que supone nuevos hábitos alimenticios que afectan significativamente la estructura dental.

Las carillas de porcelana o coronas pueden ser la solución ideal para tratar el desgaste producido por las causas anteriores.

consumo de acido produce desgaste dental

Abfracción

Las fuerzas extrínsecas generan este proceso gracias a la fatiga dental que se provoca, lo que produce la flexión y deformación biomecánica de los dientes. Esta se caracteriza por la pérdida del tejido dentario duro.

Afecta directamente la región cervical de estos por el estrés y la pérdida de esmalte en el fulcro, que es el cuello del diente. La fuerza masticatoria, causa un deterioro en forma de cuña y con ángulos agudos e invaginaciones circulares. Esta puede tener como consecuencia la pérdida de la superficie externa del diente.

Esperamos que hayas aprendido qué es, cuáles son los tipos de desgaste dental, sus causas y tratamientos. De esta forma, podrás lucir una dentadura impecable y, sobre todo, saludable. Si necesitas tratamientos para tus dientes pide cita en nuestro centro odontológico contáctanos.

Etiquetas:
Compartir:

c/ Ramón y Cajal,

21-23 - 37002 Salamanca

923 28 16 90

¡Llámanos hoy!

Horario de apertura

Lun - Vie: 9:30 - 13:30 / 16:00 - 20:00

Correo Electrónico

info@clinicadentalurbina.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies