Qué es la cirugía ortognática

Qué es la cirugía ortognática

Las consecuencias de una mordida que no permite que la mandíbula y el maxilar encajen son variadas. Esto puede afectar desde el sueño hasta presentar dolor por ello. Como dentistas en Salamanca te decimos qué es la cirugía ortognática y cómo es el procedimiento para corregir este problema.

Antecedentes

Existe una gran cantidad de personas que presentan problemas de maloclusión, que es la mala colocación de los dientes. También descompensación del maxilar superior y la mandíbula, generando desequilibrio en el aspecto facial. Todo eso lleva a que se deba realizar un procedimiento para corregir estas patologías que causan algunas molestias.

¿Qué es la cirugía ortognática?

Es una intervención quirúrgica que corrige deformidades dento-cráneo-maxilofaciales con el fin de lograr el equilibrio entre los rasgos faciales de la persona. En esta intervienen el ortodoncista y el cirujano maxilofacial.

Esta cirugía repara irregularidades en los huesos maxilares, alinea las mandíbulas y los dientes para mejorar su funcionamiento. Es una de las mejores opciones para solucionar los padecimientos mandibulares que no se corrigen con ortodoncia. Se recomienda practicarse cuando ya haya finalizado el crecimiento, en mujeres entre los 14 y 16 años y en hombres entre 17 y 21 años.

Se estima que el 25 % de la población padece de maloclusión dental. Entre los beneficios de esta intervención destacan alcanzar la armonía estética y facial. Así como una buena oclusión dental funcional. Aparte ensancha la vía aérea superior dejando atrás la apnea e hipo apnea del sueño, provocada en el roncador. Un beneficio colateral es la corrección de los defectos del tabique nasal.

Tipos de cirugía ortognática

  1. Correctora de la protusión maxilar. Se realiza para corregir la represión del maxilar superior.
  2. Corrección de la mandíbula abierta. Procedimiento para que los dientes se junten, generalmente se interviene el maxilar inferior para cambiar su forma.
  3. Corrección de la retrusión de la barbilla. Se corrige el avance del mentón, los retrasados o con poca proyección. Se usan prótesis o la misma grasa del paciente para rellenar si es necesario. Para reducir el tamaño se hacen cortes en el maxilar que después se fijan con tornillos o placas.
  4. Asimetría mandibular. Se recurre a este si falla la ortodoncia, se modifica alguno de los maxilares. Se hace un corte detrás de los últimos molares para que la parte anterior de la mandíbula se mueva como unidad.
  5. Deformidad en el paladar o los labios. Se realiza a los niños que presentan deformación.

ejemplos-Cirurgia-ortognatica

Cirugía ortognática bimaxilar

En este procedimiento se cambia la posición del maxilar superior y del inferior para rectificar irregularidades esqueléticas y dentales. Es en esencia una cirugía correctiva de mandíbula. Se efectúa dependiendo de las necesidades del paciente, de su mordida y estructura facial.

Usualmente se realiza en dos fases, una de expansión de la mandíbula superior, para luego seguir con unos 12 meses con el uso de ortodoncia. Posteriormente se procede a finalizar la cirugía bimaxilar en una segunda etapa. Con esta se mejoran las funciones de la masticación, el habla y la respiración.

Puede acompañarse con una mentoplastia (modificación del mentón) para que los resultados sean mejores.

¿Por qué hacerse una cirugía ortognática?

Esta intervención ayuda a que el paciente mejore su masticación general facilitando la mordedura. Corrige los problemas para hablar y tragar, disminuye el desgaste y rotura de los dientes.

Arregla los problemas de mordida o cierre de la mandíbula, los desequilibrios faciales, sobre mordida, mordida cruzada, mentón pequeño y prognatismo. Asimismo permite el cierre de los labios de forma completa.

Alivia el dolor provocado por el trastorno de la articulación temporomandibular, entre otros problemas generados en la mandíbula. Corrige lesiones faciales, alivia la apnea obstructiva del sueño y los defectos congénitos.

¿Cómo se realiza la cirugía maxilofacial?

La cirugía maxilofacial se realiza bajo anestesia general y consiste en realizar incisiones desde el interior de la boca para recolocar los maxilares. Algunas veces deben cortar el hueso para después alinearlos y fijarlos con placas y tornillos de titanio.

En el proceso debe estar el ortodoncista para asegurar que el cirujano realice el procedimiento de acuerdo a los resultados de la evaluación. Y de esta manera reducir el margen de error.

El paciente debe tomar en cuenta que en todo procedimiento quirúrgico hay riesgos. Aunque es segura, en algunos casos se puede presentar pérdida de sangre, infección, lesiones en los nervios, hinchazón. Así como fractura de mandíbula, dolor articular mandibular, problemas de mordida, reubicación de la mandíbula a su posición original, entre otros.

Procedimiento de la cirugía ortognática

En primer lugar se debe planificar la cirugía para preparar adecuadamente al paciente, de esto puede depender el éxito o el fracaso del procedimiento. En esta etapa interviene el ortodoncista, ya que se debe aplicar un tratamiento de ortodoncia con un año de antelación. El objetivo es llevar los dientes a la posición adecuada respecto a sus bases óseas.

El odontólogo realizará estudios radiológicos, modelos de los dientes y fotografías en esta fase. De esta manera obtiene los cálculos y se los proporciona al cirujano maxilofacial que hará la operación.

El especialista, a su vez, estudia todos los elementos: mandíbula, maxilar, huesos cigomáticos, nariz, regiones orbitarias, dientes. Incluyendo, además, los tejidos blandos que cubren el esqueleto facial y la región cervical. La cirugía durará al menos cuatro horas.

El cirujano hará cortes y movimientos en los huesos, serán incisiones intraorales para no dejar cicatriz visible. Luego los fijará con las placas y los tornillos. La recuperación será de un mes dependiendo la actividad que realice en paciente. Cabe destacar que las primeras dos semanas del postoperatorio son las más difíciles por la aparición de la hinchazón facial. Además, solo pueden ingerir alimentos fríos con jeringas y pajitas.

Recuperación y seguimiento

Se les coloca un elástico que deben llevar todo el día, tendrán dificultad para respirar y no pueden hablar con normalidad. Pero después de este periodo habrá mejoría y se sentirán más cómodos.

Al superar el postoperatorio viene la fase de seguimiento y ortodoncia por dos años. Es vital lograr la estabilidad de la oclusión y evitar que la boca vuelva al estado original. Para que todo sea un éxito depende de los factores hereditarios, hábitos del paciente y correcta aplicación del protocolo. Igualmente influye la colaboración entre los dos especialistas.

Posiblemente algunos pacientes necesiten terapia con un fonoaudiólogo porque al modificar la posición de la mandíbula la pronunciación puede cambiar también.

Si ya has identificado alguno o varios de los síntomas no dudes en contactarnos para ahondar aún más sobre qué es la cirugía ortognática. Tu salud merece nuestra atención.

Qué es la cirugía ortognática #infografia
Fuente infografía

Etiquetas:
Compartir:

c/ Ramón y Cajal,

21-23 - 37002 Salamanca

923 28 16 90

¡Llámanos hoy!

Horario de apertura

Lun - Vie: 9:30 - 13:30 / 16:00 - 20:00

Correo Electrónico

info@clinicadentalurbina.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies