Contáctanos para más información! 923281690 CONTACTAR
Cuando es necesaria una reendodoncia

¿Cuándo es necesaria una reendodoncia?

Existe la posibilidad de que un diente tratado con endodoncia no sane cómo se espera y el dentista tenga que intervenirlo de nuevo. ¿Cuándo es necesaria una reendodoncia? En este post de Clínica Dental Salamanca te damos los detalles.

¿Qué es una reendodoncia?

La reendodoncia es el tratamiento que se realiza en un diente cuando la endodoncia no ha funcionado o la pieza dental no ha sanado como se esperaba. Consiste en eliminar todo el material de la cámara pulpar, para proceder a limpiarla y rellenarla de nuevo.

Es un tratamiento complejo, pero necesario si se produce una infección en el diente endodonciado. Un endodoncista en Salamanca, con las técnicas y experiencia necesarias puede realizar este tratamiento con éxito.

Recordemos que la endodoncia se realiza para tratar un diente en el que la caries ha llegado hasta la pulpa. Al aplicar este tratamiento evitamos tener que extraer la pieza dental.

Dependiendo de cada paciente y la condición del diente, la endodoncia puede ser más o menos molesta. De igual manera, las molestias durante la recuperación se pueden extender por algunos días.

Lo normal es las molestias después de una endodoncia duren un par de días; aunque en algunos casos pueden durar una semana o un poco más. Sin embargo, cuando este tiempo se extiende significa que hay un problema y puede ser necesaria una reendodoncia.

El endodoncista se encargará de revisar el caso y decidir si es necesario el volver a tratar el diente.

Post relacionado  ¿Qué son los microimplantes dentales y cuándo se usan?

¿Cuándo es necesaria una reendodoncia?

La reendodoncia se hace cuando fracasa la endodoncia. La señal más clara de que algo no anda bien con el diente tratado es el dolor. Esto puede indicar que hay una infección y que debe ser tratada para salvar la pieza.

Si el paciente siente un dolor persistente en el diente endodonciado, tiene mayor sensibilidad o el área está inflamada, quiere decir que hay que hacer una reendodoncia.

Pero ¿por qué fracasa una endodoncia? Hay varias razones por las que hay que tratar de nuevo un diente, incluso si el primer procedimiento se ha realizado con éxito.

  • Debido a la presencia de canales accesorios que no se detectaron durante la endodoncia.
  • Por filtración del empaste de relleno que haya provocado una nueva infección.
  • También es necesario cuando en el primer procedimiento no se eliminaron todas las bacterias presentes en los conductos.
  • Por la filtración de bacterias a través de microconductos.
  • Asimismo, es posible que el contacto de la saliva con el interior del diente provoque infección.
  • Cuando aparece una nueva caries en el diente tratado.
  • Fracturas en el diente, grietas en la reconstrucción, entre otros.

También se pueden presentar casos en los que se rompa algún instrumento en el interior del diente. Estos impedirán limpiar bien los conductos por lo que hay que extraer los residuos o pasar por encima de estos.

Estos son algunos de los motivos que hacen que la endodoncia fracase. Cuando esto ocurre el dentista se preguntará si debe hacer una reendodoncia o extracción. En la mayoría de los casos se tratará salvar el diente, siendo la extracción la última opción.

Post relacionado  Cómo se coloca un implante dental

via GIPHY

Pasos para realizar una reendodoncia

El endodoncista es quien se encargará de decidir si se puede hacer un nuevo tratamiento y, por supuesto, de aplicarlo. Es posible que se necesiten radiografías intraorales para verificar cuál es el problema. Además, durante la cirugía estas permitirán comprobar la efectividad de la reendodoncia.

Los pasos para realizar el tratamiento son los siguientes:

  1. Se coloca anestesia local para que el paciente no sienta dolor durante el procedimiento.
  2. A continuación, el dentista hará una perforación para tener acceso al material en el interior del diente.
  3. El siguiente paso será retirar todo el relleno que se utilizó durante el primer procedimiento.
  4. Una vez que se haya retirado el material de relleno, el endodoncista, utilizando hipoclorito de sodio eliminará las bacterias que estén presentes.
  5. Durante esta fase también examinará para detectar cualquier canal que no se haya tratado antes.
  6. Después de desinfectar se procede a rellenar de nuevo y sellar con empaste el diente tratado.

¿Cuántas sesiones requiere una reendodoncia?

Si bien, se puede realizar la reendodoncia en una sola sesión, cada situación es particular. Por lo tanto, la necesidad de realizar una o más sesiones dependerá del estado en el que se encuentre la pieza dental antes del tratamiento.

El análisis del dentista será el que determinará la cantidad de sesiones necesarias.

Complicaciones en una reendodoncia

Hay ocasiones en las que no es posible hacer una reendodoncia o que la situación del diente complica su efectividad. Por ejemplo, si la raíz tiene alguna fisura o perforación el problema no se solucionará con la reendodoncia porque esta no eliminaría las bacterias en esa zona.

Post relacionado  ¿Cuáles son los tipos de endodoncia?

Otro caso que se puede presentar son las raíces amorfas o que tienen mucha curvatura. Lo que ocurre aquí es que se hace difícil limpiar bien el conducto debido a los instrumentos que se utilizan. Sin embargo, no quiere decir que sea imposible hacer. Si te tratas con un endodoncista experimentado logrará el tratamiento con éxito.

Los instrumentos rotos que mencionamos antes también se convierten en un obstáculo para hacer la reendodoncia. Por ejemplo, se puede romper una lima y esta es difícil de extraer. De no poder sacarla, el dentista tiene que pasar sobre ella para tratar de limpiar el conducto.

Dentro de los conductos puede haber otros obstáculos que dificultan el tratamiento cuando es necesaria una reendodoncia. Estos pueden ser pulpolitos que impiden el paso para limpiar los conductos.

También puede darse el caso que los conductos sean muy estrechos, lo que dificulta la desinfección de la zona.

Cuando no se pueden limpiar los conductos afectados las bacterias permanecen vivas. De manera que al volver activarse seguirán produciendo dolor.

La evaluación del dentista detectará estas y otras complicaciones que pueda tener el diente. A partir de ahí decidirá si proceder con la reendodoncia o tomar otro camino para solucionar el problema.

Consulta con dentista de confianza para tener claro cuándo es necesaria una reendodoncia o si necesitas este tratamiento. Realizarlo puede salvar el diente afectado y no tener que recurrir a la extracción. Contáctanos y pide una cita en nuestro consultorio.

Etiquetas:
Compartir:

c/ Ramón y Cajal,

21-23 - 37002 Salamanca

923 28 16 90

¡Llámanos hoy!

Horario de apertura

Lunes a Viernes: 9:30-20:30

Correo Electrónico

info@clinicadentalurbina.com
Abrir chat
blank
blank
Leer entrada anterior
que es la pulpitis
¿Qué es la pulpitis y cómo se trata?

Una caries que no es tratada a tiempo o un traumatismo en un diente pueden desencadenar múltiples consecuencias. Hoy en...

Cerrar