Odontopediatría

¿En qué consiste la odontopediatría?

La odontopediatría es la especialidad de la odontología orientada a la prevención y tratamiento de los problemas dentales y bucofaciales del niño desde su nacimiento hasta la adolescencia. Se aconseja a los padres llevar a los pequeños a su primera visita al odontopediatra, seis meses después de la aparición de los primeros dientes y a más tardar antes de cumplir el primer año de vida.

La primera visita al odontopediatra es fundamental para los niños pues, de lo temprano que sea este primer encuentro con su odontólogo y de cómo se desarrolle esta experiencia dependerá también la actitud del niño frente a posteriores visitas para el cuidado de su boca. Por esta razón, el odontopediatra es alguien cercano al pequeño, que entiende sus necesidades y le brinda la atención adecuada de acuerdo a su madurez.  Si hay algún tipo de daño, el especialista puede detectarlo en sus primeras etapas de manera que las sesiones sean cortas, poco invasivas y agradables para el pequeño paciente. Es durante la niñez y la adolescencia cuando se recomienda prevenir y diagnosticar a tiempo cualquier tipo de patología que se pueda presentar.

 Entre las alteraciones más comunes tratadas por la odontopediatría están las variaciones en el número, tamaño y forma de los dientes de origen congénito; anomalías de la estructura y color de la dentición; las caries y sus complicaciones incluyendo pulpitis y formación de abscesos. También son muy comunes en esta etapa los traumatismos dentales.

 

Los mejores profesionales en Clínica Dental Urbina

El odontopediatra también se ocupa de las maloclusiones y trastornos ocasionados por alteraciones de los espacios entre las piezas dentales. Algunas maloclusiones también pueden presentarse por hábitos como la succión digital o como consecuencia de algunas patologías nasales. En la odontopediatría, el tratamiento de las caries cambia debido a la presencia de los dientes temporales o de leche en los niños. El tratamiento de las lesiones ocurridas en la dentición temporal  se lleva a cabo de una manera menos conservadora que aquellas que se presentan en los dientes permanentes. Algunos niños pueden tener mayores probabilidades que otros de padecer caries. En estos casos las visitas preventivas al odontopediatra se aconsejan realizarlas cada 6 meses, para hacer una revisión general que permita construir la historia clínica del pequeño, una limpieza preventiva y aplicación de fluor. El odontopediatra también instruye a padres e hijos en la manera correcta de realizar el cepillado, así como en el uso del hilo dental y el enjuague bucal más recomendado para los niños.  

Los niños y adolescentes que padecen determinadas alteraciones de la salud presentan mayor riesgo de desarrollar enfermedades bucales. En este caso, el odontopediatra se convierte en un aliado de los padres para lograr la prevención y el manejo de los pacientes. Es importante que el especialista conozca la condición del paciente y cómo puede ésta influir en su salud bucal. A partir de los 12 meses de edad, estos niños deben iniciar un seguimiento periódico y especializado por parte del especialista. El odontopediatra también puede contribuir en la localización temprana de ciertas enfermedades gastrointestinales que pueden afectar la cavidad oral, como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa, entre otras.

Odontopediatría en Salamanca

Si vas a someterte a un tratamiento de odontopediatría en Salamanca no dudes en visitarnos. En Clínica Dental Urbina estudiamos tu caso con detenimiento.

Horarios de apertura:
Lunes a Viernes de 9:30 a 13:30 y de 16:00 a 20:00 horas.
923 28 16 90

Correo electrónico:
info@clinicadentalurbina.com

Dirección:
c/ Ramón y Cajal, 21-23 - 37002 Salamanca