Muelas

El dolor de muelas – Parte 2

Más que muelas

Dolor de muelasEn nuestro anterior artículo hablábamos del dolor de muelas, como familiarmente le hemos llamado. Pero en la boca, además de muelas hay dientes incisivos, que su función es la de cortar.
Por eso están en la parte anterior de la boca, y tenemos también los “colmillos” o caninos, que son para arrancar o desgarrar los alimentos especialmente correosos. Y también los premolares, que están entre los colmillos y las muelas, apoyando a los colmillos y a las muelas. Pues tienen cúspides para arrancar, pero también sirven para triturar aunque con menos eficacia,siendo las muelas o molares. Los que nos sirven para triturar la comida, por su forma de muela de molino.

Cuando hablamos de dolor de muelas, casi siempre nos referimos genéricamente a un dolor de dientes. Sea cual sea su ubicación, y como digo ese dolor que puede estar ocasionado como casi siempre por una caries. Y en un alto porcentaje nos lo causa los propios alimentos, sobre todo por su temperatura, por frío o por calor.
Este tipo de dolor se corrige de una manera relativamente sencilla, y es aislando el diente de todo aquello que lo puede desencadenar. Por lo que es necesario pedir cita de forma inmediata con nuestro dentista para que nos ponga una obturación que aunque sea provisional. Nos va a mantener el diente aislado de aquello que puede poner en marcha ese proceso.

Ir al dentista cuando es necesario

Él y solo el es es que tiene que determinar la causa de ese dolor y poner la solución adecuada. Es importante que seamos capaces de pedir cita y resolver el problema de la manera más eficaz. Pues si lo resolvemos tomando un analgésico y saliendo del paso, el problema queda sin resolver. Y con toda seguridad, nos volverá a ocurrir lo mismo, antes o después, y probablemente de modo mucho más intenso. Además con una destrucción mayor del diente, que nos complicará el tratamiento, amén de resultar mucho más costoso.
Curiosamente la propia saliva de uno mismo, actúa como irritante. Aliviando en muchos casos el dolor evitando el contacto de la caries del diente con ella. Mediante la colocación de una obturación provisional.

La forma más fácil de evitar llegar a esta situación, es acudir periódicamente a revisarnos la boca.
Es siempre la solución mejor, pues los problemas en caso de haberlos , suelen ser pequeños, de fácil tratamiento y con un coste económico. Tenemos el equivocado concepto de ir al dentista cuando nos duele algo en la boca. Es un grave error esperar a ello pues cuando hay dolor es cuando ya el daño es importante, y la solución requiere un tratamiento complejo y costoso.
La verdad es que la madre naturaleza, nos ha dotado de un sistema de alarma en los dientes un poco perezoso, pues en un alto porcentaje de casos, cuando salta la alarma es cuando ya se ha producido un daño importante.

Molares

Tratamientos dentales – Clínica Dental Urbina