Cuidados para evitar la pérdida de un diente

Cuidados para evitar la pérdida de un diente

La pérdida de un diente es ocasionado por una enfermedad llamada periodontal, que es una enfermedad que provoca dolor por lo que se debe acudir al odontólogo y se debe mantener la boca saludable. Esta enfermedad afecta los tejidos que sirven de soporte a los dientes, tiene un origen bacteriano y multifactorial, que puede ser ocasionada por el uso excesivo del tabaco, la predisposición genética, por la diabetes no controlada, por la acumulación de placa bacteriana o por la sequedad bucal. Por lo que en este artículo se explicarán los cuidados para evitar la pérdida de un diente

 

Causas de la pérdida de un diente.

Son muchas las causas que pueden ocasionar la perdida de los dientes, a continuación se menciona las más frecuentes:

 

  1. Las bacterias patógenas.
    2. Los factores genéticos.
    3. El consumo de alcohol.
    4. El consumo de tabaco.
    5. No cepillarse los dientes.
    6. La mala posición de los dientes.
    7. El consumo de algunos medicamentos como anticonceptivos orales y antidepresivos, que pueden agravar cualquier patología a las encías.
    8. Algunas enfermedades como lo es la diabetes.
  2. Los cambios hormonales producto del embarazo y la pubertad.
  3. 10. El estrés y depresión, los cuales bajan las defensas.

 

Como evitar la pérdida de un Diente.

  1. Cepillarse los dientes de forma regular: después de cada comida que se realice, Se debe hacer de forma suave para que no se dañe la encía.
  2. Cambiar el cepillo de dientes: se recomienda cambiar el cepillo cada dos o tres meses para asegurar que cumple con su función perfectamente.
  3. Limpiarse la lengua con el cepillo cada vez que se laven los dientes, así se evitará la acumulación de bacterias en la boca.
  4. Utilizar hilo dental o cepillos que sean interdentales. Estos cepillos ayudan a llegar a las partes entre los dientes y con frecuencia se acumulan restos de comida, es recomendable usarlos por la noche.
  5. Usar enjuague bucal: ayudan con la higiene de la boca, pueden ser usados una vez al día o semanalmente.
  6. Acudir al dentista por lo menos una vez al año.
  7. Mantener una dieta equilibrada, se recomienda aumentar el consumo de alimentos con abundante vitamina C y A, las cuales ayudan a prevenir enfermedades en las encías.
  8. Evitar el consumo de alimentos con alto contenido de azúcares y carbohidratos.
  9. Eliminar el consumo de tóxicos como puede ser el tabaco.
  10. Utilizar pasta dental con flúor.

 

Consecuencia de la pérdida de un diente

 

Las principales consecuencias de la pérdida de piezas dentarias son el compromiso estético.

 

  1. Alteraciones en la oclusión (mordida).
  2. Baja autoestima.
  3. Dificultad para hablar o para pronunciar algunos fonemas.
  4. Disminución de la eficiencia masticatoria.
  5. Disminución del soporte óseo por reabsorción ósea.
  6. Inclinación de los dientes vecinos a las piezas perdidas.
  7. Pérdida de soporte de los labios o mejillas lo que podría producir arrugas en los mismos.
  8. Sobrecarga masticatoria en los demás dientes.
  9. Trastornos articulares y/o musculares en cara y cabeza.