El Bruxismo

Bruxismo: cuando rechinan los dientes

BruximoUn claro síntoma del bruxismo aparece si te despiertas con malestar en los músculos faciales o tienes dolor de cabeza. Los afectados por el bruxismo sienten estas dolencias durante la mañana. Esto se debe a que el bruxismo es un hábito inconsciente que suele desarrollarse durante la noche. Los expertos relacionan este problema, en su mayoría, con el estrés. Lo cual lamentablemente ocurre cada vez con mayor frecuencia. Ya que el creciente ritmo de vida en las grandes urbes tiene un mayor impacto en nuestro día a día.
Suele ser considerada una de las principales alteraciones del sueño, junto con el ronquido o el insomnio.

¿Hay más de un tipo de bruxismo?

Según la forma de rechinar podemos dividir el bruxismo en dos tipos diferentes:
– Céntrico: ocurre cuando apretamos los dientes. Genera un daño en el cuello de los dientes, generando en su mayoría desgastes del tipo cervical. Los premolares son las piezas dentales más dañadas, debido a su ubicación en la mandíbula.
– Excéntrico: ocurre cuando frotamos los dientes. Daña los bordes de los dientes, generando desgastes de distinto grado. En este caso los dientes incisivos son las piezas dentales más afectadas.
En algunos pacientes, ambos tipos de bruxismo pueden ser simultáneos.

¿Cuáles son las consecuencias del bruxismo?

Tal como hemos indicado anteriormente, el bruxismo se trata de un hábito inconsciente. Este provoca un dolor considerable en los dientes, incluyo llegar a aflojarse. Y en otros casos los dientes de forma literal se pulverizan poco a poco, llevando así a un desgaste general de la dentadura.
Otro posible efecto del bruxismo son los posibles problemas en la articulación temporomandibular, se trata de la articulación que existe entre el hueso temporal y la mandíbula. Esta articulación es muy importante, ya que con la ayuda de otros grupos musculares, es la que permite ejecutar la función de masticar.
El bruxismos afecta aproximadamente a la quinta parte de la población, y aunque cueste creerlo también afecta por igual a los niños. Especialmente en la franja de edad comprendida entre los 6 y 12 años. Ya que durante ese tiempo conviven los dientes de leche junto a los definitivos.

Articulación temporomandibular

Consejos de salud en Clínica Dental Urbina