Aparatos dentales invisibles

Aparatos dentales invisibles: ¿Qué es Invisalign? ¿Cómo funciona?

El mundo de los aparatos para corregir malposiciones dentales ha evolucionado mucho en los últimos años. Ahora podemos tener unos aparatos dentales invisibles, mucho más estéticos y con unas funciones claramente mejores.

Atrás quedan aquellos modelos antiestéticos que no respetan la estética dental que el paciente debería de tener. Además, también se eliminan las molestias pue provocaban y ayudará a que el proceso de corregir los problemas dentales no sea tan tedioso como hasta hace pocas fechas.

A continuación, hemos hecho una pequeña recopilación de los aparatos de dientes más modernos que se pueden encontrar en el mercado actual. Sigue leyendo para encontrarlos.

La modernidad ha llegado a la aparatología dental

Aparatos correctores dentales fijos

Este es el tipo de aparato más habitual. Está compuesto por los clásicos alambres que se encargan de mantener la posición de los dientes y de ejercer presión sobre ellos para llevarlos a su posición correcta. Además, este tipo de ortodoncia se debe de ajustar de forma mensual.

Por otra parte, también nos encontramos aparatos removibles (que se pueden quitar y poner). Que el paciente puede llegar a extraer en el momento que tenga que comer, utilizar hilo dental o lavarse los dientes.

A pesar de que son los más clásicos, hoy en día podemos encontrar diferentes modelos que son bastante discretos.

Tratamiento de Invisalign

Por otra parte, nos encontramos este moderno tratamiento que consiste en un aparato de ortodoncia que se fabrica a medida del paciente. Para poder hacerlo, se utiliza un programa de ordenador que se encarga de diseñar el aparato en completo 3D. De esta manera, se adaptará a la perfección a la boca del usuario y así conseguir a los mejores efectos.

Una de las principales ventajas de este tipo de aparato es que es invisible. Como ya hemos comentado, gracias a eso podrá pasar desapercibido en cualquier tipo de situación. Además, también tiene la ventaja de que se puede extraer sin ningún tipo de problema.

El sistema que se utiliza se basa en que se procede a la sustitución del mismo cada dos semanas aproximadamente. Esto lo tendrá que ir controlando el dentista especializado para determinar que la posición de los dientes se haya ido desplazando de la manera esperada.

Otra de las ventajas de este sistema es que, al haber sido hecho a medida, evitará incomodidades en la boca. Prácticamente será como si no lo llevases puesto.

Aparatos dentales invisibles

Por lo general, los aparatos de dientes se pueden apreciar a simple vista. Sin embargo, existen algunos modelos que son capaces de poder adaptarse al color del propio incisivo dental para que sean más fáciles de disimular.

De esta manera, en el momento en el que el usuario se lo pueda llegar a colocar. Pasará desapercibido pero su función seguirá estando intacta.

A pesar de que es cierto que en el pasado ya encontrábamos muchos tipos diferentes de aparatos dentales invisibles. Los que existen actualmente son claramente diferentes en cuanto a su eficacia y muy discretos.