Contáctanos para más información! 923281690 CONTACTAR

Sedación odontológica en Salamanca

Sedación odontológica en SalamancaCuando un paciente siente estrés durante los tratamientos odontológicos existe la alternativa de la sedación odontológica en Salamanca. En nuestra Clínica Dental en Salamanca disponemos de esta técnica para ayudar a que se relajen y así poder realizar el procedimiento.

¿Qué es la sedación dental?

La sedación en odontología es un proceso mediante el cual se administran fármacos que tranquilizan al paciente. Se utilizan durante tratamientos quirúrgicos y sus efectos pueden provocar somnolencias y hasta inhibir las respuestas a estímulos dolorosos.

Al aplicarse la sedación, el paciente permanece consciente, en control de las funciones respiratorias, y se le hace más fácil colaborar con el odontólogo durante el procedimiento.

El estado de sedación le mantiene tranquilo y relajado, por ello está indicado para pacientes con ansiedad y que sufren de miedo al odontólogo.

La sedación odontológica en Salamanca es una alternativa tanto para los pacientes como para los odontólogos porque permiten realizar los tratamientos con mayor facilidad. Ayudará al paciente a que esté más tranquilo y mantenga una buena actitud mientras esté en el odontólogo.

Por otra parte, para el dentista también será más seguro que un paciente con ansiedad esté sedado. De esta manera puede aplicar el tratamiento con tranquilidad y de forma más efectiva.

Podemos determinar así que las ventajas de la sedación dental incluyen procedimientos sin dolor; pocos o ningún efecto secundario; es seguro, y alivia la ansiedad.

Además de los anteriores, otro beneficio es que se pueden realizar varios tratamientos durante una sola visita. Así el paciente no tiene que ir varias veces al consultorio, lo que podría provocarle más ansiedad el día de la cita.

¿Cómo se aplica la sedación?

Para aplicar esta técnica los medicamentos se pueden aplicar vía oral, intravenosa o por inhalación. Este último es el más utilizado, mientras que el oral resulta el más lento de los tres.

Debe aplicarlo un anestesiólogo o un odontólogo que tenga la formación adecuada. Además, es necesario vigilar al paciente durante el proceso, en especial cuando se trata de la sedación intravenosa.

Antes de sedar al paciente el especialista debe evaluar su estado de salud. Es decir, conocer el historial médico y las medicinas que esté tomando en ese momento. Además, debe facilitarle información sobre consumo de alcohol, tabaco y si padece alguna alergia.

En el caso de la sedación en odontología pediátrica suele realizarse por vía oral.

¿Cuándo se aplica la sedación odontológica en Salamanca?

Los dentistas proponen la sedación al paciente cuando este sufre de ansiedad o miedo al odontólogo. De esta forma buscan disminuir su estrés y poder controlarlo durante el tratamiento.

Aunque pudiera aplicarse durante cualquier tratamiento, lo mejor es buscar otras soluciones antes de decidirse por la sedación. Por ejemplo, muchas veces el miedo al tratamiento ocurre por desconocimiento; de manera que se puede explicar con detalles al paciente qué esperar durante la consulta.

Esta comunicación puede ayudar a mejorar la actitud del paciente hacia los tratamientos y evitar la sedación. Sin embargo, estamos conscientes de que no siempre es posible y es necesario recurrir a esta técnica, por lo que en nuestra clínica dental contamos con especialistas que la aplican de forma segura.

La sedación se utiliza también cuando se van a realizar ciertas cirugías orales o cuando los tratamientos son cortos.

Hay que destacar que antes de aplicar la técnica de sedación odontológica se evaluará la condición de salud del paciente. Además se tomará en cuenta cuál será el tipo de tratamiento a aplicar para elegir la más efectiva.
Sedación odontológica

¿Cuántos tipos de sedación hay?

En odontología se hace la distinción entre los siguientes tipos de sedación:

  • Mínima. Este tipo de sedación se utiliza en tratamientos poco invasivos. El objetivo es mantenerlo en calma, pero que aún esté consciente y sea capaz de colaborar.
  • Moderada. En este nivel aún es posible que el paciente colabore con el odontólogo y aún presenta reflejos de protección, pero elimina la ansiedad previa.
  • Profunda. A diferencia de las dos anteriores, en este caso sí hay un efecto sobre los reflejos vitales.
  • Oral. La sedación consciente en odontopediatría suele hacerse por esta vía y también es una alternativa para quienes le temen a las inyecciones. El medicamento se ingiere por la boca y los efectos tardan en aparecer; no provocan somnolencia, pero sí disminuyen los sentidos.
  • Por inhalación. Es el tipo de sedación más utilizada por los dentistas gracias a que es efectivo y tiene pocos efectos secundarios. Se utiliza una mascarilla nasal a través de la que se administra el gas dentista.
  • Intravenoso. Esta es la vía de administración más delicada y el efecto es inmediato ya que el medicamento va directo al torrente sanguíneo. Por lo general se utiliza cuando los tratamientos son cortos.

¿Cómo se siente la sedación consciente?

Los efectos de la sedación dependen del tipo que se utilice, pero los más comunes son el adormecimiento y la reducción de los reflejos. Como mencionamos, lo que se busca con la sedación en Salamanca lo que se busca es que el paciente permanezca tranquilo y no sienta dolor.

Es recomendable que cuando se vaya a aplicar algún tipo de sedación el paciente vaya acompañado de alguien de confianza a la consulta. Esta persona será la encargada de trasladarlo hasta su casa luego del tratamiento, ya que existe la posibilidad de que aún presente somnolencia.

¿Es lo mismo sedación y la anestesia general?

Es frecuente que se confunda la sedación con la anestesia general; sin embargo, hay que tener claro que se trata de dos técnicas distintas.

La anestesia puede ser local o general. Con la primera se elimina el dolor en una zona determinada; mientras que la segunda provoca un estado de inconsciencia controlada en todo el cuerpo.

En tanto que la sedación busca relajar al paciente para que no sienta nervios o ansiedad durante el tratamiento. Además, los medicamentos que se utilizan pueden bloquear el dolor.

Durante la sedación el paciente controla su respiración; lo contrario ocurre cuando se utiliza anestesia general, ya que esta deprime el sistema respiratorio, así como el cardiovascular.

Nuestros especialistas estudiarán el caso de cada paciente para determinar qué tipo de sedación odontológica en Salamanca deben usar. En nuestros consultorios le damos la confianza que necesita para realizar un tratamiento seguro y sin ansiedad.

c/ Ramón y Cajal,

21-23 - 37002 Salamanca

923 28 16 90

¡Llámanos hoy!

Horario de apertura

Lunes a Viernes: 9:30-20:30

Correo Electrónico

info@clinicadentalurbina.com
Abrir chat