salud dental en pacientes con discapacidad

Salud dental en pacientes con discapacidad

Cuidar la salud dental en pacientes con discapacidad requiere de mucha atención. Las condiciones de estas personas impiden muchas veces que lleven una higiene adecuada. Además, la misma enfermedad o el tratamiento obligan a darles una atención especial. Como tu dentista en Salamanca ofrecemos una guía para que sepas todo lo relacionado con este tema.

Efectos de las discapacidades en la salud bucal

En España hay alrededor de 4 millones de personas que tienen algún tipo de discapacidad. Para ellos el cuidado dental tiene necesidades especiales debido a la condición o el tratamiento que reciben.

Las personas con discapacidad son aquellas que tienen algún tipo de deficiencia durante su desarrollo; bien sea antes, durante o después del nacimiento. Puede tratarse de condiciones físicas o psíquicas, pero también se incluyen enfermedades degenerativas, neurológicas o psiquiátricas.

Estas enfermedades pueden impedir que el paciente se haga responsable de su higiene bucal. Además, dificulta la aplicación de tratamientos por parte de un odontólogo. La misma condición puede provocar problemas como discapacidad física en la cavidad bucal, aparición de caries, maloclusiones, etc.

Debido a esto, la atención a pacientes discapacitados llama mucho la atención del odontólogo en Salamanca. Lo que ha generado mayor preocupación por adaptarse para prestar tratamientos adecuados.

En casa, los responsables de las personas con discapacidad deben estar muy atentos a su desarrollo bucodental. Tienen que asegurarse de que lleven una higiene correcta y llevarlos con regularidad ante un especialista.

Salud dental en pacientes con discapacidad

Muchas veces las personas con capacidades especiales no pueden cuidar de su salud bucodental por sí solas. Por eso requieren la ayuda de otras personas durante el cepillado. Los medicamentos y su propia condición los hacen más propensos a sufrir de alguna enfermedad.

Y cuando acuden al consultorio odontológico necesitan cuidados especiales. Estos pueden incluir algún medicamento previo o, incluso, la restricción física del paciente.

Al ser propensos a sufrir enfermedades bucodentales es preciso la promoción de salud odontológica en pacientes con discapacidad. Sin embargo, hay que dejar claro que no hay ningún padecimiento de este tipo que sea exclusivo de los pacientes especiales.odontopediatria pacientes con discapacidad

Problemas dentales frecuentes en pacientes con discapacidad

Las personas que tienen algún tipo de discapacidad son propensas a tener problemas en su boca. Entre las enfermedades más comunes se encuentran:

  • Bruxismo. Es el acto involuntario de apretar o rechinar los dientes. Muchas personas lo tienen sin saber, pero el odontólogo lo puede detectarlo si hay desgaste o fracturas en el esmalte. Algunos de los síntomas del bruxismo son:
    • Dolor de cabeza u oído: apretar la mandíbula puede causar fuerte dolor de oídos y de cabeza.
    • Hipersensibilidad dental: el desgaste del esmalte dental deja la dentina expuesta. De manera que al contacto con estímulos químicos, térmicos o táctiles puede provocar dolor agudo.
    • Dolor en la mandíbula: la presión de los dientes puede causar dolor e inflamación de los músculos maxilofaciales.
  • Las caries en pacientes con discapacidad son frecuentes, así como las enfermedades periodontales. Esto se debe a la dificultad para comer, masticar y llevar una higiene adecuada.
  • Traumatismos dentales. Ocurre por la reducción de los reflejos del paciente, cuando sufren epilepsia o tienen poca coordinación motora; así como en personas con discapacidades psíquicas. La pérdida temprana de los dientes es un problema común.
  • Mal alineamiento de los dientes. La maloclusión y los trastornos de la articulación temporo-mandibular son frecuentes en pacientes con desequilibrio neuromuscular.
  • La hiperplasia gingival y la xerostomía pueden surgir como consecuencia del consumo de ciertos medicamentos.

Protocolo de atención odontológica en pacientes especiales

La atención odontológica a pacientes con discapacidad requiere de técnicas especiales, equipos y personal capacitado. En algunos casos es necesario sedarlos para aplicar algún tratamiento. No obstante, la anestesia general se usa solo cuando no es posible controlar a la persona de otra forma.

El protocolo para atender a una persona con discapacidad comienza al discutir las condiciones del paciente antes de la visita. El odontólogo debe entender la condición del paciente y el tipo de tratamiento que requiere para determinar qué necesitará al momento de atenderlo.

La comunicación con el responsable y el médico tratante es fundamental para saber si el paciente necesita tomar algún medicamento antes de la consulta. Por otra parte, el odontólogo necesitará trabajar con un asistente que ayude a tranquilizarlo.

Al atender a pacientes con capacidades especiales los tratamientos pueden llevar más tiempo de lo acostumbrado. Todo esto debe hablarse previo a la consulta.

En aquellos en los que el paciente no colabore con la atención del dentista, este aplica métodos especiales:

Rectificación del comportamiento

En el manejo odontológico de pacientes en condición de discapacidad se utiliza el refuerzo positivo para moldear la conducta. Es decir, se le premia si sigue las indicaciones que le hace el dentista.

Restricción física

Consiste en restringir la movilidad total o parcial del paciente. De esta manera el odontólogo trabajará sin problemas y se evita que la persona tenga alguna lesión. Por lo general se limita el movimiento de las extremidades, pero en ocasiones hay que aplicarla también en la cabeza y el tronco.

Para usar este método es necesario el consentimiento de los responsables del paciente.

Recetar medicamentos antes del tratamiento

Cuando el paciente sufre de ansiedad o estrés ante la consulta del odontólogo se puede recetar algún medicamento para calmarlo.

Cuidados en casa

cepillado dental en pacientes con discapacidad
El cuidado de la salud bucodental comienza desde la casa, por lo tanto hay que seguir una rutina de higiene.

En la medida de lo posible la misma persona debe encargarse de cepillar sus dientes. Si no es posible, entonces debe hacerlo quien esté a su cargo.

A los bebés hay que limpiarles las encías con una gasa mojada y comenzar a cepillarlos con un cepillo suave cuando aparezcan los primeros dientes. Para prevenir la aparición de caries hay que evitar el consumo de alimentos con azúcares.

Además, hay que elegir un cepillo de dientes que esté adaptado y sea fácil de sostener, bien sea por el paciente o por el responsable. La crema dental, por otra parte, debe tener flúor y ser antibacteriana. También se recomienda el uso de enjuague bucal.

Es importante seguir las instrucciones del dentista y consultarle cualquier duda que tenga respecto a la higiene bucal del paciente.

Siguiendo estas recomendaciones podrás cuidar la salud dental en pacientes con discapacidad. En su condición necesitan de mucha ayuda y comunicación para que puedan lucir su mejor sonrisa. Contáctanos y pide cita en nuestro consultorio si necesitas más información.

Etiquetas:
Compartir:

c/ Ramón y Cajal,

21-23 - 37002 Salamanca

923 28 16 90

¡Llámanos hoy!

Horario de apertura

Lun - Vie: 9:30 - 13:30 / 16:00 - 20:00

Correo Electrónico

info@clinicadentalurbina.com

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contáctanos para más información! 923281690CONTACTAR