Zumos y cítricos

¿Los zumos y ácidos son malos para los dientes?

El hecho de no seguir una dieta adecuada podría dañar nuestros dientes. Dos alimentos que podrían afectarnos mucho más de lo que creemos son los zumos y los cítricos.
Los cítricos son un tipo de bebida que incluimos en nuestra dieta habitual. Sobre todo en cuanto bajan un poco las temperaturas, para mantener fuerte nuestro sistema inmunitario. A nivel interno cuentan con toda una serie de sustancias muy buenas para el organismo, como la vitamina C. Esta nos ayudará a reforzar las defensas contra diferentes agentes externos.
Sin embargo, esto no quiere decir que todos los cítricos sean buenos ni mucho menos. Algunos cuentan con un elemento llamando ácido cítrico que afecta de forma negativa a nuestros dientes.
A continuación, vamos a analizar de qué manera afectan los zumos y ácidos a nuestros dientes.

El ácido cítrico: un compuesto dañino que afecta a tu sonrisa

Todavía existen muchas personas que piensan que la piel de un limón puede ser un blanqueador natural de nuestros dientes. Sin embargo, los dentistas en Salamanca alertan sobre este tipo de actuación; y es que lo que realmente estamos haciendo al aplicarlo sobre nuestros incisivos es debilitarlos.
Esto es algo que puedes controlar por ti mismo. Seguro que más de una vez que has tomado cítricos, has notado cómo se ha incrementado la sensibilidad en los dientes. Y es que lo que realmente está ocurriendo es que se está desencadenando una reacción química, precisamente provocada por ese ácido.

En el momento en el que el “ácido cítrico” llega a nuestro esmalte dental, la reacción química que se produce afecta al calcio contenido en la misma, haciendo que ésta se debilite y se desplace. En resumidas cuentas, este debilitamiento será aprovechado por las bacterias situadas en esa zona. Haciendo que sean mucho más vulnerables a cualquier ataque externo.
Pero claro está que ésto no quiere decir que no podamos tomar cítricos, ya que son muy buenos para nuestra salud.

Hay que lavarse los dientes después de tomar zumos

Una primera solución que se nos puede ocurrir para minimizar este problema es lavarnos los dientes, una vez que los hayamos tomado. Desde las clínicas dentales Salamanca alertan de que ésto es probablemente lo peor que podamos hacer. Y es que los cítricos, en el momento en el que se mezclan con la pasta de dientes, generan una reacción todavía más agresiva que dañará más el esmalte.
La mejor solución, recomendada por expertos, es que una vez que hayamos terminado de consumir el cítrico, realicemos enjuagues bucales utilizando tan sólo agua. Así eliminaremos de una manera muy eficaz, el efecto del ácido en la boca.
Conviene evitar el consumo de zumos excesivamente azucarados. Recuerda que estos azúcares son el principal alimento de las bacterias que tenemos en la boca. Por ende, estamos alimentándolas, haciendo que se vuelvan más agresivas y que el deterioro dental sea mucho más pronunciado.