técnicas de cepillado

¿Cómo tener unos dientes más sanos y fuertes? Alimentación y técnicas de cepillado

En este artículo vamos a analizar consejos relacionados con alimentación, así como con técnicas de cepillado. Además de visitar al dentista de forma habitual, será muy importante seguir unas pautas para mantener una correcta higiene bucal. Con ello conseguiremos tener una sonrisa bonita, a la vez que sana.

Alimentos que ayudan a cuidar nuestros dientes

Pasas: Aunque si bien es cierto que son dulces, no tienen ni sacarosa ni azúcar de mesa, por lo que no alimentarán a las bacterias de los dientes. Además disponen de fitoquímicos, un tipo de compuesto que tiene el objetivo de reducir la placa bacteriana. También tiene vitaminas, minerales y otros nutrientes de importancia.

Frutas: Peras, manzanas y verduras variadas también nos permiten cuidarlos. La razón de ello es que disponen de mucha agua, fibra y vitaminas, elementos clave para contrarrestar los efectos negativos del azúcar en los alimentos. También te recomendamos frutas como kiwis, naranjas, papayas o limones, ricas en vitamina C, clave para evitar infecciones en la boca.

Queso: Algunos estudios aseguran que el consumo de queso cheddar o yogures sin azúcar naturales pueden reducir la placa ácida, al mismo tiempo que incrementan la producción de saliva, un arma muy potente contra las bacterias.

Chicles sin azúcar: Los chicles sin azúcar fomentan la producción de saliva, siendo muy interesantes si, por las razones que sean, no podemos lavarnos los dientes después de comer.

Perejil: Además de ser una planta que da un sabor especial a nuestras comidas, dispone de una sustancia. Que recibe el nombre de monoterpeno, capaz de neutralizar el mal aliento. Ayuda también a estimular la salivación.

Semillas de ajonjolí: Estas semillas son ricas en calcio, por lo que ayudarán a fortalecer nuestros dientes. Haciéndolos más resistentes a problemas e infecciones variados. Además, el calcio también nos servirá para fortalecer los dientes en general.

Las mejores técnicas de cepillado

¿Sabías que la mayoría de nosotros nos cepillamos de forma incorrecta? Por ello, te describimos algunas de las técnicas de cepillado recomendadas por los expertos:

Técnica de Brass: Consiste en colocar el cepillo en un ángulo de 45º en la unión entre la encía y el diente. Para que las cerdas puedan penetrar en lo más profundo del surco, sin apretar para no dañar la encía. Se realiza un movimiento vibratorio, evitando desplazamientos. Para la limpieza del diente se utilizará un movimiento ascendente en la arcada superior y uno descendente en la inferior.

Técnica vertical: Se colocan los dientes de la arcada superior en contacto con los de la inferior. El cepillado se caracteriza por sus movimientos verticales.

Técnica circular: Esta técnica es la más recomendada para los niños, ya que es fácil de utilizar. Consiste en cepillarse los dientes con movimientos circulares, llegando desde la línea de la encía superior hasta la inferior.

Técnica del rojo al blanco: Y terminamos con esta técnica, en la que el cepillado se hace de arriba hacia abajo (en la arcada superior), y de abajo a arriba en la inferior.

Con estos tips, cuidar tu boca será mucho más fácil.