Pasta de dientes

Pasta de dientes: ¿Cómo podemos identifica la mejor opción?

¿Alguna vez te has puesto a pensar en si la pasta de dientes que utilizas para cepillarte es la mejor en tu caso? Lo cierto es que en el mercado podemos encontrar toda una gran variedad de fabricantes y modelos de pasta de dientes. Por lo que no es nada fácil identificar la mejor opción para nosotros.
Vamos a intentar ayudarte, a través de las diferentes clasificaciones en las que se engloban las pastas de dientes.

Tipos de pasta de dientes

Clasificación según textura

En forma de fluido: Es el tipo de pasta de dientes más adecuado para una ortodoncia. Su principal particularidad es que pueden alcanzar de forma sencilla aquellos lugares más complicados. Como las hendiduras que pueden formar los brackets y los alambres.
En forma de crema/gel: Son las más habituales (prácticamente un 75% de las personas se decantan por este tipo). Están pensadas para un cuidado de la boca diario, sin que exista ningún tipo de necesidad especial.
Con partículas: Las partículas son en realidad un tipo de esfera limpiadora y abrasiva, que ayudan a limpiar mucho mejor, además de que trabajan el esmalte, puliéndolo. En ciertos casos llevan hasta algunas sustancias, como flúor, destinadas a reducir la acidez, mejorando la dureza, así como el brillo.

Clasificación según el problema que podamos tener

Para tratar la caries: Se recomienda utilizar una pasta de dientes que incluya sodio o Fluoruro de estaño. Estos elementos tienen la particularidad de reducir la acidez de la placa bacteriana, además de la saliva. Por otra parte, pueden rellenar las cavidades por depósito.
Para encías muy sensibles: En este caso deberías comprar crema de dientes rica en nitrato de potasio. Se utiliza para despolarizar el nervio, protegiéndolo al mismo tiempo del dolor que produce el cepillado.

Para tratar la gingivitis la pasta debe de llevar Triclosán. Siendo un agente de carácter antibacteriano, capaz de regenerar y de tonificar las encías. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no es un producto recomendado para los menores de 6 años.
Para tratar el sarro: En este caso utiliza una pasta de dientes que sea rica en Hexametafosfato de sodio. Ayudará a tratar las manchas de sarro, así como otro tipo de mancha. El hexametafosfato está compuesto por alúmina, bicarbonato sódico, sílice y fosfato cálcico (entre otros elementos) que lograrán pulir la zona en cuestión.

Para tratar la pérdida de tono: La opción más recomendada es comprar una pasta de dientes que cuente con peróxido de carbamida. Sin embargo, una cantidad elevada de este elemento puede ser perjudicial para nuestras encías. Es por ello, por lo que la gran mayoría de las pastas de dientes no incluyen más de un 1% de este elemento. Consiguiendo un efecto más bien suave, pero efectivo al mismo tiempo.
Si tienes alguna duda sobre la crema a usar, o sobre una marca en concreto. Ponte en contacto con tu dentista para que te pueda asesorar correctamente sobre ello.