Aparatos de ortodoncia

Ortodoncia en adultos: ¿Puedo hacerla siendo ya mayor?

Cada vez se observa a más personas adultas que se han decidido a dar el paso y se hacen un tratamiento de ortodoncia. Normalmente con el objetivo de mejorar la estética dental o dentadura. Aunque también pueden usarse para tratar ciertos problemas de salud.
Desde nuestra clínica dental en Salamanca, vamos a analizar algunas de las ventajas y desventajas de hacernos la ortodoncia a una edad ya adulta.

Pros y contras de la ortodoncia en adultos

Ventajas

Ortodoncia en adultosAunque si bien es cierto que los efectos del tratamiento serán mucho más rápidos en personas más jóvenes, se puede lograr un buen resultado en personas adultas.
Tener unos dientes sanos se traduce en poder conseguir una correcta salud bucal. Así de esta manera, se reducirá el número de visitas que tenemos que hacer al dentista. También se reducirá el pago de dichas visitas, dolores, y todos los problemas derivados de una mala colocación de los dientes.

Lo cierto es que los beneficios físicos que vamos a experimentar van a ser los mismos que en la infancia. Pero siendo adultos es posible que tarden un poco más en llegar.
Otra ventaja es que la inversión económica que requiere el aparato será mucho más fácil de sobrellevar.
Si la estética es un problema, es decir, si no queremos ir por ahí con esos antiestéticos brackets metálicos. Siempre podemos apostar por otras soluciones como la ortodoncia invisible de Invisalign. Será algo más cara, pero nos la podremos quitar y poner fácilmente. Además de llevarla en prácticamente cualquier situación sin que se nos note.

Desventajas

Pero para ser justos, las clínicas dentales en Salamanca también nos advierten de que existen algunas desventajas a considerar antes de decidirnos a dar el paso.
Una persona adulta ya habrá completado el proceso de crecimiento de los dientes. Es decir, que estos llevan sin moverse durante algunos años. Por esta razón, en el momento en el que el aparato los empiece a desplazar para colocarlos en la zona deseada, puede experimentar más dolor en el procedimiento. Siempre comparándolo con la molestia que experimentaría un niño de 10 años. Es algo lógico, si después de tanto tiempo queremos que los dientes se muevan, el proceso no va a ser inocuo.

Ahora bien, conviene saber que el dolor no es insoportable ni mucho menos. Lo cierto es que la gran mayoría de las veces se verá limitado a ciertas dolencias puntuales. Como las que se pueden producir en el momento en el que ajustemos los brackets.

Como ya hemos comentado, el efecto antiestético de los brackets puede ser condicionante. Sobre todo para aquellas personas que trabajan de cara al público, en este caso existe la ortodoncia invisible. Pero tiene el inconveniente de que el coste de la misma puede ser algo elevado. No es un tratamiento apto para todos los bolsillos.

Así que, como ya has podido ver, los pros superan enormemente a los contras a la hora de apostar por la ortodoncia en adultos.

Wikipedia