La Ortodoncia

La Ortodoncia: ¿que es y cómo se origina esta ciencia?

Objetivo de la ortodoncia

La ortodoncia es una ciencia que persigue, la prevención, el diagnóstico y la correcta aplicación de un tratamiento. Para detectar diferentes anomalías que se puedan llegar a producir en las estructuras dentomaxilofaciales. La idea es poder prevenir diferentes alteraciones o corregirlas, haciendo que se mantenga la posición de los dientes en las mejores condiciones posibles.

Los cierto es que la estética dental siempre ha estado en la mente del ser humano. Un rasgo que se une con la vanidad, con el deseo de mostrarse lo mejor posible de cara al mundo que le rodea. De hecho, los expertos han encontrado toda una serie de referencias que prueban que existieron diferentes tratamientos para recolocar los dientes. Además que la tecnología ha evolucionado hasta tal punto como los que nos encontramos hoy en día. Es decir, es un estado muy avanzado.
En este artículo vamos a analizar algunos de los orígenes de la Ortodoncia.

La Ortodoncia en la historia

El primer tratamiento de ortodoncia del que se tiene constancia nos traslada al siglo I d.c, y se asocia con Celso (25 a.C – 50 d.C). Por supuesto, este método era muy rudimentario. En su obra de medicina nos encontramos con esta frase:

“si cuando erupciona el diente permanente en un niño, el diente temporal no se ha caído, debemos quitarle este y empujar con el dedo el diente definitivo hasta que alcance su posición correcta”.

Aunque si bien es cierto que esta técnica no es demasiado avanzada precisamente, también es verdad que la cosa no mejoró mucho de cara a los siguientes siglos.
Y es que no sería hasta el siglo XIX cuando se empezarían a seguir los consejos de Plinio (23-79 d.C). En su obra se exponía que para alinear los dientes había que limarlos.

Los avances en Ortodoncia tardaron mucho en aparecer en la línea del tiempo. Sería Pierre Fauchard quien crearía un apartado en su libro al que titularía como Tratamiento de las irregularidades dentales. En el mismo se detallarían los que serían considerados como los primeros aparatos de Ortodoncia. Aquellos que buscaban corregir los dientes, para poder conseguir un aspecto más estético con los mismos. Fauchard iniciaría a lo largo del siglo XVIII lo que se terminaría conociendo como “Ortodoncia clínica”.
Este francés promovería el uso de un aparato al que denomino La Bandelette. Aunque era un aparato muy rudimentario, lo cierto es que sus principios han servido como base para dar forma a muchos de los aparatos odontológicos que hoy en día hay en el mercado.

Grandes avances

Ya en el año 1803, Joseph Fox se atreve a clasificar los tipos de maloclusión existentes. Después de más de 10 años de trabajo, en 1814 publicaría su libro Historia natural y enfermedad de los dientes humanos. En dónde podemos encontrar un aparato que se encargaría de solucionar el problema de mordida cruzada anterior.
Gracias a la obra de Fox, la Ortodoncia empieza a considerarse como una ciencia. Y es que hasta ese momento, los tratamientos tan sólo se llevaban a cabo por los barberos.
Esta es la base que ha dado lugar a los avanzados tratamientos de Ortodoncia que tenemos hoy en día