Miedo al dentista

El miedo al dentista y cómo superarlo

Según las estadísticas casi dos tercios de la población no cuida sus dientes de la forma en la que cabría esperar, y sobre todo no visitan al dentista con una regularidad mínima. No se trata únicamente de una cuestión económica. O quizas de que no haya dentistas en la zona en la que vivimos (que los hay seguro), si no es el miedo al dentista.

Esta reacción de rechazo, es bastante más habitual de lo que parece. Pero afortunadamente, existen toda una serie de trucos que nos ayudarán a superarlo.

Miedo al dentistaConsejos para superar el miedo al dentista

El ortodoncista en Salamanca o en cualquier otro lugar, asegura que el miedo a ir al dentista se puede deber a muchas razones. Por ejemplo, es posible que hayamos tenido una mala experiencia en el pasado, por habernos sometido a un tratamiento con el que nos hicieron daño y nos dejó muy mal recuerdo.
Con estos consejos lo vamos a tener mucho más fácil:

Dentista adecuado

Lo primero que debes de hacer es buscar a un dentista que te pueda entender y que sea capaz de explicarte el tratamiento de forma en la que lo puedas entender fácilmente. Para ello, o bien puedes preguntar a tus familiares o amigos para que te recomienden alguno. O bien puedes usar Google para buscar opiniones sobre clínicas dentales en Salamanca o en la ciudad que vivas. Así puedes ver cuáles reciben las mejores valoraciones y acudir a ellas.

Comprensión

Antes de siquiera pedir una cita, lo que podemos hacer es una visita a la clínica, hablar con la recepcionista y que te presente al odontólogo. No tengas miedo al dentista para presentarle tu problema, ten en cuenta que ellos tienen mucha experiencia en este tema. Ellos sabrán enfocar la resolución de tu problema de la mejor manera posible.

Primera visita

No hay que alarmarse por la primera visita, ya que tan solo va a ser una revisión. Lo que tenemos que hacer es relajarnos. Siempre podemos empezar por tratamientos que sean más sencillos. Si es el caso que desde la clínica dental en Salamanca o en cualquier otro lugar, lo que te recomienden para empezar. Puede ser algo tan fácil y rápido como un blanqueamiento dental o una limpieza bucal.
·¿Dolor?: Solemos asociar la idea de dentista con el dolor. Para ser cierto, algunos tratamientos y herramientas que se usaban hace unos años sí que podían ser algo dolorosos. No obstante, la tecnología ha evolucionado mucho. Hasta el punto de que la mayoría de los tratamientos no generan ningún tipo de dolor, o a lo sumo alguna leve molestia.

Identificación de fobias

Sin embargo, también es posible que tengas otra serie de fobias como por ejemplo. Algunas personas no pueden aguantar tener objetos dentro de su boca. Para poder vencerlas, siempre podemos intentarlo en nuestra casa.
¿Cómo?: podemos intentar introducir una cuchara en la boca y aguantarla unos minutos cada día. De esta forma, te entrenarás para lo que te van a realizar en la consulta y será mucho más fácil para ti, y para el dentista.

Compañía

Si no puedes ir tu solo porque no te sientes del todo seguro, te recomendamos que lleves a un amigo, a un familiar o a tu pareja. Así todo será más sencillo para que te encuentres más relajado.
Con estos trucos lo tendrás mucho más fácil.

Wikipedia

Consejos de salud en Clínica Dental Urbina