Mercurio

La UE prohibirá los empastes de mercurio

Primero un repaso de lo que es el mercurio

El mercurio se trata de un metal pesado que se encuentra en la naturaleza en el aire, agua y el suelo. A temperatura y presión ambiente es un líquido blanco plateado que se evapora rápidamente. En este estado se le encuentra en diversos productos como los termómetros y tensiómetros. En forma sólida se utiliza junto con otros metales para los empastes dentales. De esto hablaremos al respecto más tarde.

¿Porqué el mercurio puede ser tán peligroso?

El mercurio puede ser tóxico para el sistema inmunitario y nervioso, la piel, los pulmones, el aparato digestivo y también para nuestros ojos. Una exposición prolongada a este elemento, aunque sea en pequeñas cantidades, puede causar graves problemas a la salud. Incluso constituye un riesgo alto para el desarrollo intrauterino y las primeras etapas de vida. Durante la etapa fetal puede afectar a las capacidades cognitivas y las aptitudes motoras.

En nuestras vida tenemos presente este metal debido a la propia actividad humana. Lo generan las centrales eléctricas, procesos industriales y las extracciones mineras. Cuando se libera el mercurio al medio, las bacterias lo transforman en metilmercurio. Es por ello que una de las principales formas de exposición a este metal es a través del consumo de pescado y marisco.

Empastes y el mercurio

Empaste de amalgamaPara los empastes dentales se utiliza una amalgama compuesta por varios metales. La mitad de la misma esta compuesta por mercurio y la otra mitad por otros metales como cobre, estaño y plata.

Dicha aleación se utiliza en odontología desde el siglo pasado. La razón se debe a que se trata de una aleación muy maleables, con un coste muy competitivo y una estabilidad en su estado tras el paso del tiempo. Siendo así una opción que se ha utilizado mucho para cerrar caries en los dientes.

Su riesgo en la boca se debe a que el mercurio a temperaturas mayores de 40 grados producen vapor. Parte de este vapor es absorbido por la sangre, y el resto se diluye en la saliva, la cual mas tarde es absorbida por el intestino. ¿Como puede llegarse a esa temperatura en nuestra boca? La respuesta es fácil, cuando ingerimos alimentos.

Por suerte ya se cuentan con alternativas mucho más saludables. Como los empastes compuestos de cerámica o de resina, que además de respetuosos con nuestra salud son más estéticos debido a su tonalidad blanca.

Decisión de la UE

El Consejo de la Unión Europea ha tomado una serie de medidas para limitar la contaminación por mercurio. En concreto restringir su uso y almacenamiento en entornos de comercio, manufactura y utilización de productos que contegan este metal. Es por ello que a partir de 2018 se prohibirá su uso en tratamientos dentales para menores de 15 años y mujeres embarazadas o en período de lactancia.

El objetivo es eliminar de forma progresiva el uso de mercurio para el año 2030.

El Mundo

Implantologia en Clínica Dental Urbina