La importancia de tener todos los dientes

La importancia de tener todos los dientes

Si hablamos de la importancia de tener todos los dientes, es decir, mantener una dentadura completamente perfecta y sana tanto como por dentro como por fuera, es fundamental seguir un cuidado para evitar las dificultades que provoca la pérdida de dientes, y mantener nuestra salud bucal optima, ya que ayuda en el movimiento de la masticación, evita enfermedades en las encías, tener una muy buena estética dental y así estar conforme consigo mismo.

Razones para tener todos los dientes.

Funcionabilidad:

Los dientes representan el primer contacto de los alimentos con nuestro cuerpo, por lo tanto, los mismos se encuentran encargados de poder rasgar, romper y masticar los alimentos, estos con el fin de poder mejorar el proceso digestivo de nuestro cuerpo, esta es una de las razones fundamentales por las cual tenemos que tener todos los dientes.

Estética:

En cuanto a la estética existen dos factores fundamentales, primero la ausencia de un diente representa una mala salud bucal en nuestra sociedad, además en los estereotipos estéticos, la ausencia de un diente no es agradable, asimismo, el no tener un diente puede acarrear otro problema, ya que con la ausencia de un diente existe la gran posibilidad de que los demás se muevan, causando malformaciones en los dientes.

Consejos saludables para tener dientes sanos y blancos

  1. En primer lugar evitar los manchadores de dientes, como por ejemplo; vino tinto, café, té negro, y si eres una persona que fumas pues olvídate de todo eso, y es que la mancha en los dientes, puede terminar causando debilidades en los mismo, y por ende la caída del diente.
  2. Otros productos que tienes que evitar son los refrescos, algunas salsas y los juegos oscuros, en pocas palabras si colocas algo en tu boca que manche los dientes, lo más probables es que eso ocurra, cepíllate inmediatamente después de beber y comer alimentos de color oscuro, usa un buen blanqueador dental, es recomendable comer una manzana al día esta actúa como un limpiador de dientes.
  3. Cambiar el cepillo de dientes cada dos o tres meses es importante, de lo contrario lo único que vas a lograr es transferir bacterias a tu boca, según los dentistas la mejor manera de cepillarse de colocar el cepillo en un ángulo de 45° y frotarlo sobre las encías y dientes con movimientos circulares, sujetar el cepillo como si fuera un lápiz para no lastimar las encías, tiene que ser suavemente.
  4. Limpiar tu lengua con un raspador para remover la placa bacteria que se forma en las noche, unas de las principales causas del mal aliento.
  5. Comer alimentos de consistencia firme o crujientes, ayudan a limpiar la dentadura mientras se mastican como los son; las zanahorias, el apio y las palomitas maíz, se recomienda dejar lo alimentos limpiadores para lo último así ayudan mejor a tu limpieza.
  6. Gárgaras con vinagre de manzanas, hazlo en la mañana y luego cepíllate como de costumbre, esto será de gran beneficio para blanquear tus dientes.