La evolución de la Odontología

La evolución de la Odontología: Los primeros pasos en la historia

¿Sabías que hasta finales del siglo XII, la Ortodoncia todavía no contaba con un nombre propio asociado a una disciplina? Este nombre se lo debemos a un dentista llamado Joaquín Lefoulon, un adelantado a su época. En uno de sus libros nos encontramos con un tratamiento que asentaría las bases de la Ortodoncia y que nos ayuda a entender la evolución de la misma. Este tratamiento versaría sobre las irregularidades dentales y tendría como nombre Ortopedia Dentaria y Ortodóncica.

Más adelante en el tiempo, pero valiéndose de las enseñanzas de Lefoulon, John Nutting Farrar empezaría a idear unos aparatos metálicos en 1875. Con el objetivo de conseguir que se produjeran ciertos movimientos en los dientes. Estos aparatos estaban compuestos por elementos rudimentarios. Aunque la idea era buena, el resultado no lo era tanto. Y es que este material producía problemas importantes en la boca, que muchas veces derivaban en infecciones. Más adelante en el tiempo, todos estos problemas se irían corrigiendo. Llegando al punto del que se contaría con un sistema avanzado que permitía empezar a corregir los dientes, situándolos en dónde deberían de estar.

Conoce el origen de la ortodoncia moderna

Aunque ya se había definido la Ortodoncia, lo cierto es que no sería hasta la llegada de Edward H. Angle cuando se terminaría de considerar como la especialidad que era. Gracias a sus obras como Maloclusiones de los dientes, Notas acerca de la Ortodoncia con un Nuevo Sistema de Regulación y Retención o Dental Cosmos. Consiguieron consolidar el término y por eso se convirtió en el padre de la Ortodoncia Moderna.

A partir del año 1900, el concepto de Ortodoncia se empieza a extender. Ya no sería tan sólo una técnica para poder alinear los dientes, sino que también se consolidaría como un pilar para mejorar la salud bucal, así como la forma de funcionar del aparato masticatorio. Angle adoptaría la postura de separar la Odontología para incluirla como una disciplina aparte dentro de la Medicina.

Ya en el año 1928, Angle haría una aportación clave para la evolución de la Ortodoncia. Desarrollaría el bracket edgewise, persiguiendo el objetivo de reemplazar el ya anticuado sistema de mecanismo de arco de cinta. Aunque éste se había ido mejorando en los años anteriores.

Al mismo tiempo, aparece el odontólogo Calvin S. Case quien publica el “Tratado Práctico sobre las Técnicas y Principios de la Ortopedia Dental”. Este tratado es publicado en 1908 y en él podemos encontrar toda una serie de aportaciones que hicieron que la evolución de la Ortodoncia fuese a toda velocidad.

Los Rayos X

Otra innovación de por aquel entonces fue la invención de la tecnología de los Rayos X, algo que se produjo de forma accidental por parte de Wilhelm Conrad (1985). Este invento hizo que, a partir del año 1922, pudieran aparecer los primeros análisis cefalométricos que ayudarían a clasificar las primeras anomalías y a estandarizar las imágenes radiográficas. Estos estudios permitirían examinar cómo corregir los problemas en las estructuras dentales.

Todos estos hallazgos fueron clave para la evolución de la Odontología.