Invisalign

Invisalign: ¿Qué es la ortodoncia invisible?

La ortodoncia invisible (ortodoncia sin brackets o transparente) se considera lo último en cuanto a técnicas de ortodoncia estética se refiere. Son el sustituto perfecto a los clásicos aparatos de metal de toda la vida.
La empresa creadora de este tipo de ortodoncia fue Invisalign, una empresa americana que nos sorprendería en el año 1999. Estamos hablando de la colocación de unos alineadores transparentes con la particularidad de que son muy estéticos, prácticamente invisibles y se pueden quitar y poner en cualquier momento. Sin necesidad de acudir a las clínicas dentales Salamanca.

Facilitan la limpieza: por ejemplo, si el paciente quiere tomarse algo con los amigos, acudir a una reunión o a un evento importante. Podrá quitarse el aparato sin ningún tipo de problema. Al tener un diseño compacto y al fabricarse en un material muy similar a la silicona, se puede guardar fácilmente. A sabiendas de que estará en las mejores condiciones en el momento en el que se quiera colocar.
En las siguientes líneas vamos a analizar en detalle las principales particularidades de este innovador sistema.

Características de la ortodoncia invisible (Invisalign)

¿Para qué tipo de paciente se recomienda?

Este tipo de ortodoncia está pensada para corregir prácticamente cualquier problema. Los dentistas en Salamanca nos aseguran que sirve para corregir la posición de dientes que estén separados de forma excesiva, el apiñamiento de los dientes, sobremordidas, mordidas cruzadas…
Sustituyen a los clásicos aparatos de metal, evitando irritaciones, molestias, incomodidades y sobre todo, esa antiestética que tanto los caracteriza.
Según la empresa, ya son más de 1.000.000 de pacientes de a lo largo de todo el mundo los que ya confían en las ventajas que ofrecen la ortodoncia invisible. En España cada vez son más las clínicas que tienen la certificación para poder ofrecérsela a los pacientes.

¿Cómo se diseña?

La técnica de Invisalign es posible gracias a un avanzado software en 3D que analizará en detalle la boca del paciente. Pudiendo prever la evolución semana a semana hasta conseguir lo que este está buscando.
Gracias a este potente sistema de previsión, a la ortodoncia invisible se le pueden aplicar algunos pequeños cambios para que el paciente esté mucho más cómodo. Evitando que se produzcan llagas o rozaduras.

¿Y el precio?

Es de esperar que el precio sea algo más elevado que los aparatos convencionales. Es que no solamente estamos hablando de la utilización de materiales de mayor calidad y de software; que trabaja con diseño en 3D. Sino que el facultativo debe de contar con una titulación especial para proceder a la aplicación de este tratamiento.
Ahora bien, teniendo en cuenta todas las ventajas que ofrece al paciente, no se tiene que ver como un gasto. Sino como una inversión, tanto en nuestra estética, como en nuestra salud.
Igualmente, el coste de una ortodoncia invisible ha bajado mucho en los últimos años, por lo que ahora es mucho más asumible.
Resumiendo, estas son las principales características de la ortodoncia invisible de Invisalign

Página oficial del producto