Intrusismo profesional

¿Puede un mecánico dental o un protésico hacer trabajos directamente en el paciente? Intrusismo profesional

Para evitar el intrusismo profesional, desde el Consejo General de Dentistas de España se aclara a los pacientes que los dentistas de Salamanca o cualquier otra ubicación son los únicos que realmente pueden atender al paciente de forma clínica. Así como realizar cualquier maniobra en su boca con el objetivo de realizar las pruebas, exploraciones y tratamientos. Los cuales son necesarios para diagnosticar y tratar los problemas que presenten en cada caso.

El procedimiento comprende la realización del diagnóstico, la información al paciente de la propuesta terapéutica a realizar. También hacer la prescripción, realizar un molde de los dientes, y preparar las prótesis adecuadas a cada caso. Para finalmente hacer las pruebas correspondientes, colocarlas y hacer un seguimiento. Y así comprobar que todo funciona correctamente.

Los protésicos dentales no pueden atender a un paciente de la misma manera que un dentista. De lo contrario se consideraría intrusismo profesional.
En los siguientes puntos vamos a profundizar en esta idea, para que se pueda entender más claramente.

Dentistas, mecánicos dentales e intrusismo profesional

En definitiva, el dentista será el responsable de garantizar que el tratamiento rehabilitador debe cumplir con lo que se espera de él. Si no se cuenta con el asesoramiento del dentista, el paciente no tiene la seguridad de poder llevar una prótesis que se adapte a lo que busca o que no vaya a producir ningún tipo de problema cuando se coloque.
Este punto es importante ya que una incorrecta adaptación podría provocar algunos problemas como:
– La rotura parcial o total de dientes sanos
– Sordera
– Presencia de ruidos extraños en el oído
– Sensación de vértigo

Incluso la presencia de ciertas lesiones que, si no se tratan a tiempo, podrían terminar convirtiéndose en cáncer de boca.
En cambio, el mecánico dental es un profesional técnico que pertenece al sector sanitario. Pero no se considera un profesional clínico, por lo que no han sido autorizados para atender al paciente directamente de la misma forma que lo haría un dentista en Salamanca.
El trabajo de los mismos es fabricar y reparar prótesis en los laboratorios. Siendo siempre bajo las indicaciones que los dentistas hayan prescrito.

Una cuestión muy importante

La cosa es mucho más grave de lo que parece y es que, si el protésico dental interviene en la boca de un determinado paciente. Esto sería considerado como una infracción contenida en el Código Penal. Haciendo referencia a “intrusismo profesional”.
Ahora bien, el paciente tendría derecho a pagar directamente la prótesis al protésico que la realiza. Aunque por otro lado, no suele hacerse el pago directo del tratamiento. Ya que para el paciente por razones de comodidad le resulta más sencillo abonar una misma cuantía para todo. Así finalmente el dentista se encarga de hacer el abono de las prótesis al profesional que la realizó.

Esta del intrusismo, es una situación grave que podría afectar a nuestra salud más de lo que podemos imaginar.

Wikipedia