Muelas

El dolor de muelas – Parte 1

Un dolor cotidiano

DolorEn muchas ocasiones lo vivimos personalmente o a nuestro alrededor es el de sufrir un dolor de muelas.
“Es peor que un dolor de muelas”, es un dicho que se oye con cierta frecuencia, indicativo de ser cuando menos, titular de una maldad evidente.

¿Por qué duelen las muelas?

El dolor como digo, se produce por la irritación de la pulpa por las bacterias que pululan por la boca de forma habitual. Amén de los residuos que se producen como resultado de la fermentación en boca de los restos de los alimentos que no hemos quitado en su momento con un buen cepillado. O bien por la irritación directa de la misma por un liquido fío o caliente. Aunque también puede ocurrir por el traumatismo directo de un alimento sobre el nervio del diente. Provocando un intenso dolor que nos obliga a medicarnos de forma inmediata. Utilizando todo lo que tenemos a mano.
Este tipo de problemas surge a raíz de un mal cuidado de ellas, por un cepillado inadecuado o insuficiente

Las muelas, o más bien los dientes, duelen por dos razones fundamentalmente:
– La primera es la más común y es debido a la evolución de una caries. La cual ha ido progresando con el paso del tiempo,y su falta de cuidado y control. Dando lugar a que acabe afectando al diente. Llegando a una zona muy próxima a la pulpa que es donde se encuentra el nervio, una arteria que lo nutre y la vena correspondiente. Provocando su irritación y las consiguientes molestias.
– La segunda causa más habitual de los dolores, es por problemas en el entorno de las muelas, es decir: en las encías.
Lo que llamamos encía para entendernos, es el conjunto de tejidos blandos que rodean los dientes. Debido a un mal cuidado pueden dar problemas más o menos serios, siendo los más habituales la inflamación y sangrado.

Un aviso de que algo puede estar mal

El dolor es el primero que nos avisa de que algo no anda bien, y suele manifestarse cuando tomamos bebidas frías, aunque puede ocurrir al tomar líquidos calientes también. Y esta última circunstancia hace más sombrío el pronóstico de la pieza dental.
Cuando los dientes nos avisan con molestias o dolores, debemos de avisar a nuestro dentista y pedir cita para que nos vea Lo antes posible. Pues es la forma de evitar que evolucione a una situación peor.

Mejor acudir a un profesional

Una forma de actuar errónea es la que por desgracia se hace con mucha frecuencia, y es, tomar algún analgésico para salir del paso. Y si logramos controlar ese dolor, pasamos de largo y esperamos a un nuevo aviso. Lo único que vamos a conseguir es que el problema en el próximo aviso sea mucho mayor. Por consiguiente, el tratamiento mas complicado y más costoso.
Moraleja: cuando en la boca notemos dolor, nos la tiene que revisar enseguida el doctor.

Molares

Nuestros tratamientos – Clínica Dental Urbina