dolor de muelas

Dolor de muelas: ¿Cuáles pueden ser los motivos?

El dolor de muelas (odontalgia) está considerado como uno de los motivos principales por los que nos decidimos a hacer una visita al dentista.

Lo peor de todo es que este problema se nos puede presentar en cualquier momento, incluso hasta de un día para otro. Los dientes son muy sensibles y si por alguna razón nos hiciéramos algún tipo de daño en la boca. Esto podría derivar en un dolor que puede llegar a ser insoportable. Si no se trata a tiempo, el dolor de muelas o dientes tiene la particularidad para poder extenderse de forma refleja a otras zonas. Como puede ser la cabeza, el cuello, los oidos…

En estos casos, visitar al dentista se considera algo muy necesario. La mayoría de los problemas que provocan el dolor de muelas están relacionados con falta de higiene bucal. Pero también hay otros motivos.

Causas del dolor de muelas:

Hipersensibilidad dentinaria: Se considera una de las causas principales del dolor de muelas. Nuestros dientes tienen una parte situada en el interior, con terminaciones nerviosas. En el momento en el esmalte y la parte dura que la recubre se desgasta, tendremos un problema de sensibilidad dental.

Podemos determinar que tenemos un problema de hipersensibilidad dental en el caso de que experimentemos pinchazos cuando estamos comiendo algún alimento. Nos puede doler todavía más en el caso de que los alimentos estén muy calientes o muy fríos, o con lo dulce.

Como se ha deteriorado el esmalte, los alimentos están en contacto directo con los nervios de la dentina. Y esto es precisamente lo que nos provocará tanto dolor.

Este desgaste se puede producir, a su vez, por los siguientes motivos

-Seguir una técnica de cepillado demasiado intensa. Es decir, apretar mucho, no usar un cepillo adecuado o bien hacerlo durante demasiado tiempo.

-Utilizar de forma abusiva blanqueadores dentales. Estos atacan las capas superficiales del esmalte, acabando así con las manchas, pero si se usan en exceso, quitará un número excesivo de capas, produciendo la hipersensibilidad dental.

-Presencia de caries.

-Consumo frecuente de alimentos ricos en azúcar o muy ácidos.

Hiperemia pulpar: Este trastorno se produce si no se trata una caries a tiempo. Se produce una infección grave cuando las bacterias logran alcanzar la zona de los túbulos dentinarios. Provocando como resultado una inflamación en la encía. Si esta zona está dañada, lo más habitual es que el nervio termine dañándose de forma irreversible. Es por ello, por lo que se sentirá dolor cuando se muerde y se mastica.

Necrosis pulpar: Se entiende como una “necrosis pulpar” cuando el nervio de la pulpa está destruido. Si esto ocurre, se manifestará a través de cambios de color en el diente. Esto ocurre debido a que se está descomponiendo el tejido pulpar.

Gingivitis: Lo más habitual es que la gingivitis provoca afecciones en la boca. Aunque también podría afectar a las encías, provocando dolor en los dientes. Esta enfermedad se produce cuando se acumulan restos de alimentos entre el diente y la encía, provocando que esta se inflame. Si no se trata a tiempo, derivará en una periodontitis, más complicada de tratar (y más cara).

Estos son los principales motivos por los que podrías sufrir dolor de muelas.