Dientes separados

Dientes separados: Principales motivos y métodos de prevención para evitarlo

Los dientes separados son un problema bastante común cuando somos pequeños. Es el momento en el que se cambian los dientes de leche y crecen los definitivos. Puede quedar una separación que por lo menos, en teoría, debería de ir reduciéndose con el paso del tiempo. El problema de verdad viene cuando pasan los años y los dientes siguen de la misma manera.

Principales motivos que hacen que los dientes se separen

1) Pérdida de dientes.
2) Disminución del tamaño de los dientes.
3) Aumento de tamaño de los maxilares.
4) Disminución en nuestro número de dientes.
5) Algunos trastornos de carácter eruptivos también podrían causar la separación.
6) Tener malos hábitos de succión.
7) Hiperactividad lingual.
8) Inserción baja en el frenillo labial de la zona superior.
9) Patologías quísticas que afectan a la zona media.

Métodos de prevención para no tener los dientes separados

Dientes separados Nuestra clínica dental en Salamanca nos da los siguientes consejos para evitar que se produzca esta separación:
– Corrección de malos hábitos: Los malos hábitos se consideran como la principal causa que propicia esta separación. La buena noticia es que podemos corregirlos, aunque no lo vamos a conseguir de la noche a la mañana. Es crucial que evitemos meter la lengua por estos agujeros (ya que solo los haremos más grandes). Además de no llevarnos a la boca algunos elementos como palillos, bolígrafos, lápices, etc.
– Visita al dentista: Conviene acudir de forma regular a una consulta de dentista en Salamanca. De esta manera podremos determinar si se ha producido algún cambio importante en la fisionomía de la boca y actuar en consecuencia. La gran mayoría de los problemas dentales se podían haber arreglado, sin requerir de tantas sesiones o tanto coste, si el paciente hubiera acudido de manera regular a la consulta.

Tratamientos

En el caso de que ya seamos adultos y tengas un problema de separación de dientes, entonces existen ciertos tratamientos que te recomendará el dentista según tu caso.

La idea es someternos a un tratamiento de ortodoncia para desplazar los dientes a su lugar (los clásicos brackets. Aunque hoy en día podemos encontrar opciones más estéticas, como la ortodoncia invisible, a precios interesantes).
Otro tratamiento consiste en utilizar coronas y puentes fijos. O también sustituir los dientes separados con implantes, para poder corregir esa separación.

Las carillas de porcelana también son una buena idea. De esta forma se cubrirán los espacios y como el color es idéntico al de los incisivos, nadie se dará cuenta de que las llevas.
Existe un tratamiento que consiste en rellenar esos espacios utilizando resina especial. Es el método más rápido, además del más eficaz. El único requisito es que los dientes estén correctamente formados y sanos, o de lo contrario, habrá que realizar un tratamiento previo para sanearlo.

Ponte en contacto con tu ortodoncista en Salamanca para que te pueda asesorar con la mejor opción en tu caso.

Consejos de salud en Clínica Dental Urbina