Un repaso al concepto de la Odontología en la historia

Un repaso al concepto de la Odontología en la historia

Se tiene constancia de que Hipócrates (460 – 377 a.C) sería la primera persona que reconocería el concepto de la mala posición de las piezas dentales. Además es quien introduciría la idea de que se podrían corregir para mejorar la estética. Hipócrates era médico y por ello, se encargaría de documentar esta cuestión en uno de sus libros. De esta manera, la preocupación no tardaría en extenderse a toda la civilización griega.

Sin embargo, el concepto de Ortodoncia como tal no aparecería hasta el año 1841, por parte de Defoulon. Este término se basaba en los vocablos griegos Orthos (que significa “recto”) y Odontos (que significa “dientes”). Con esta traducción, podemos concluir que el objetivo que persigue la ortodoncia es servir de corrección para tratar las irregularidades presentes en las posiciones de los dientes. Ahora bien, en sus orígenes se perseguía algo diferente: tan sólo se quería conseguir mejorar la estética. Sin saber que una mala colocación dental podría afectar a la salud de una forma importante.

Más adelante en el tiempo se empezaría a usar el concepto de Ortopedia; en este caso, la palabra deriva de los vocablos Orthos (Recto) y Pedios (niño), haciendo referencia a aquellos tratamientos que se aplican en niños para corregir cualquier problema óseo de la boca.

Todo ello hizo que la preocupación por la odontología aumentase de manera exponencial. Además de que se empezasen a establecer conexiones entre una mala salud dental y una mala salud en general.

<h2>Los primeros ejemplos de Ortodoncia</h2>

Los primeros aparatos odontológicos eran bastante rudimentarios, propiciando las infecciones y problemas de diferente índole. El tratamiento moderno de la Ortodoncia, o por lo menos sus bases, no sería establecido hasta el año XIX. Gracias a la obra de “Tratamiento de las irregularidades dentarias” redactada por Pierre Fauchard. Esta obra se combina con el desarrollo de los que serían los primeros dispositivos metálicos. Por parte de John Nutting Farrar, para conseguir que los dientes se pudieran mover sin chocar entre ellos.

Uno de los avances clave de la Medicina del siglo XIX hizo posible que la Ortodoncia diera un paso de gigante: la anestesia. El hecho de poder dormir la boca del paciente ayudaba a los profesionales a poder actuar ante ella con toda comodidad. En ese periodo se harían descubrimientos de gran importancia. Por ejemplo, que el origen de las caries era bacteriano y que si se mantenía una buena higiene, podíamos mantenernos alejados de ella.

En el año 1938 también se produce un avance importante y es que aparece la primera escuela de odontología, de la mano de Chaplin Harris, en Baltimore.

La Ortodoncia Moderna tuvo que esperar hasta 1855 cuando Edward H. Angle acumularía un amplio entendimiento del funcionamiento de la mandíbula y de las piezas dentales. Lo que le permitiría establecer las bases para que más adelante en el tiempo se desarrollasen los brackets.

Estos son los orígenes de la Ortodoncia que hoy en día nos ofrecen los dentistas