Blanquear dientes

¿Pensando en blanquear tus dientes?

Buscando el blanco perfecto

Si estás pensando en blanquear tus dientes no te preocupes, no eres la única persona que tiene ese pensamiento en su cabeza.
De hecho, cuando los dentistas preguntan a sus pacientes cómo desean mejorar de su sonrisa, la respuesta más usual es el blanqueamiento sus dientes.

Se debe tener en cuenta, que este tipo de tratamientos no dejarán tus dientes completamente blancos, pero sí mucho más que antes. El grado de “blancura dental” que se puede obtener dependerá de:
– Cómo estén manchados tus dientes antes del tratamiento.
– El origen del factor que generó la decoloración dental.
– Como reaccionará el paciente al tratamiento.
– El tipo de tratamiento para blanquear.
Con tantos productos blanqueantes que ofrece el mercado, puedes llegar a invertir una buena cantidad de tiempo en determinar cual es la mejor opción. Como cualquier tipo de tratamiento, es importante saber todos los hechos, así puedes tomar la mejor decisión para ti y tu sonrisa que es única.

Opciones más comunes para blanquear los dientes

– Pasta Dental Blanqueadora: es un dentífrico normal pero que contiene compuestos químicos blanqueantes en escasa proporción. Pueden eliminar alguna mancha superficial, pero no tendrán el mismo resultado que un procedimiento clínico especializado. Pero son útiles a modo de complemento o mantenimiento si nuestro dentista nos ha realizado un tratamiento.

– Kit de blanqueamiento dental: funciona mediante un molde o férula que se adapta a los dientes, el cual contiene un gel blanqueador en el interior. Debe utilizarse al menos dos semanas para conseguir resultados. Es un tratamiento más barato pero menos efectivo si se lo compara con uno realizado en una clínica.

– Blanqueamiento dental con led: es un proceso efectivo y práctico. Se utiliza un agente blanqueador y un haz de luz mediante una lámpara LED que funciona a modo de acelerador del proceso (fotoactivación).

– Blanqueamiento dental interno: se actúa con un agente blanqueador en el interior de cada pieza dental de forma individual. Este tratamiento solo se aplica en dientes “no vitales”. Son aquellos que han sufrido una endodoncia y perdieron sensibilidad por parte del sistema nervioso.

Independientemente del tratamiento que elijas, es aconsejable someterse a un examen oral.

Tu dentista de confianza seleccionará el tratamiento de blanqueamiento que se adapte mejor a tus circunstancias

Consejos de salud de Clínica Dental Urbina

Blanqueamiento dental