¿Cómo afecta el consumo de alcohol en nuestros dientes?

¿Cómo afecta el consumo de alcohol en nuestros dientes?

Cuando hablamos de bebidas alcohólicas tenemos el error de pensar que solo afecta tanto al hígado como la presión arterial sin pensar en los dientes. ¡Pues si! El alcohol deteriora el estado de los dientes y otros elementos bucales al mismo tiempo, que consumida en altas cantidades, puede suponer un factor de riesgo asociado con el cáncer oral o enfermedades periodontales. En nuestro artículo te describiremos como el consumo de alcohol en nuestros dientes. Para que lo tengas en cuenta y no tengas ese habito tan perjudicial para tu salud.

Consecuencias del consumo de alcohol en nuestros dientes

El alcohol afecta en muchos niveles a nuestra boca. Las principales consecuencias que acarrean estos consumos son:

  1. La erosión dental: El desgaste de esmalte en los dientes a causa de un ataque acido, cuando este esmalte se desgasta da lugar a dolor y sensibilidad, este desgaste puede transformarse en la pérdida de un diente. Los signos son:
  • Huecos en los dientes.
  • Desgaste en la superficie de los dientes.
  • Sensibilidad al calor y frio.
  • Sensibilidad a alimentos y bebidas ácidas.
  1. Reducción del flujo salival: El consumo de alcohol en nuestros dientes actúa sobre las glándulas salivales, minimizan su excreción y provocan problemas dentales graves. Las consecuencias de no excretar el flujo adecuado de saliva son:
  • Al no haber saliva que impermeabilice los dientes y remueva la placa, se acumula la placa provocando caries, periodontitis o gingivitis, y es que la saliva funciona como agente limpiador natural de nuestros dientes.
  • Los microorganismos que se localizan en la lengua provocan el mal aliento por la falta de saliva, y es que la ausencia de saliva en nuestra boca, estará ocasionando que esos microorganismos patógenos, se mantengan en la boca y se proliferen con mayor facilidad.
  1. Altos niveles de azúcar: El consumo de alcohol en nuestros dientes contiene altos niveles de azúcar, y el azúcar es fuente para que las bacterias patógenas se adhieran a nuestra boca. Y si a esto le sumamos la reducción de flujo salival el alcohol es un gran aliado de las caries dentales. Y es que las bebidas alcohólicas, son unidas generalmente con otras bebidas realmente dulces.
  2. Cáncer oral: Se encuentra entre los diez más frecuentes y agresivos del mundo. El alcohol está compuesto por un acetaldehído que juega un papel importante en el desarrollo del cáncer oral. En situaciones donde se produzca inadecuadamente una acumulación o una excreción de esta sustancia se supone un alto riesgo para la aparición del cáncer oral.

Conclusion

Para que esto no suceda te recomendamos reducir la ingesta de bebidas alcohólicas y extremar tu higiene bucal. Recuerda que lucir una sonrisa sana, saludable y agradable a la vista de los demás, así como velar por tu propia salud, está en tus manos. Y es que las diferentes reacciones que ocasiona el alcohol en nuestra boca, convierte la misma en la mejor casa de microorganismos que estarán afectando de forma directa nuestros dientes y encías. ¡No consumas bebidas alcohol para que tus dientes sean hermosos y saludables!